Cada año, millones de personas en los Estados Unidos son mordidas por animales. La mayoría de las mordeduras ocurren en los dedos de la mano dominante, pero las mordeduras de animales también pueden ocurrir en la cabeza y área del cuello.

Causa

La mayoría de las mordeduras de animales son de perros. Las mordeduras de gato son la segunda causa más común de mordeduras. El riesgo de infección a partir de una mordedura de gato es mucho mayor que una mordedura de un perro.
Una de las principales preocupaciones acerca de una mordedura de animal es la posibilidad de la rabia. Debido a que la mayoría de los animales de compañía son vacunados, la mayoría de los casos de rabia son el resultado de la mordedura de un animal salvaje, como una mofeta, murciélago, o mapache. Sólo unas pocas personas mueren de rabia en los Estados Unidos cada año, y la mayoría de las muertes se deben a mordeduras de murciélagos. En otros países, las mordeduras de perro son la fuente más común de rabia. La rabia causa un estimado de 55,000 muertes en el mundo cada año.

Síntomas

Incluso si una mordedura no rompe la piel, puede causar aplastamiento y desgarro a los tejidos internos como lesión al hueso, músculos, tendones, ligamentos y nervios. Si la piel se rompe, existe la posibilidad adicional de la infección.

Los signos de una infección incluyen:

  • Calor alrededor de la herida
  • Hinchazón
  • Dolor
  • Secreción de pus
  • Enrojecimiento alrededor de una herida punzante

Los signos de daño en los tendones o los nervios incluyen:

  • La incapacidad de doblar o estirar el dedo
  • Una pérdida de sensibilidad sobre la punta del dedo

Diagnóstico

La herida debe ser revisada por un médico, y asesorar sobre cuál es el tratamiento que se necesita. Debe realizar una curación de herida a fondo y determinar si hay signos de daños nerviosos o tendón. El brazo se puede examinar para ver si hay signos de que se está generando una infección.

Tratamiento

Primeros auxilios
La zona de la mordedura no se debe poner en la boca. La boca contiene bacterias, que pueden causar la infección.

Las heridas superficiales

Para las heridas superficiales, la zona debe lavarse bien con agua y jabón o con un antiséptico, como el peróxido de hidrógeno o el alcohol. Un ungüento antibiótico se debe aplicar y la herida debe estar cubierta con un vendaje antiadherente.
El área debe ser vigilada cuidadosamente para detectar signos de nervios o tendones dañados. Algunos moretones pueden desarrollarse. La herida debe sanar en una semana a 10 días. Si no lo hace, o si hay signos de infección o daño a los nervios y tendones, debe prepararse para una posible reparación quirúrgica.

La presencia de sangrado

Debe aplicarse presión directa a la zona con un pañuelo limpio y seco y el área debe ser elevada. Si un área que no está sangrando activamente, no se debe limpiar. La herida se debe cubrir con un apósito limpio y estéril y se debe buscar atención médica. Si la herida es en la cara, cabeza o cuello, estas deben ser atendidas por el médico.

Asistencia médica

En algunas ocasiones, cuando atendemos mordidas de animales, es probable que dejemos la herida abierta (sin puntos), a menos que sea una herida en la cara. Se pueden necesitar radiografías y análisis de sangre. Una vacuna contra el tétanos y una prescripción de antibióticos pueden ser prescritas.

Si los tendones o los nervios han resultado lesionados, debe ser evaluado para el tratamiento adicional.
El incidente debe ser reportado al departamento de salud pública. Pueden pedir ayuda para localizar al animal. Esto es para que el animal pueda ser confinado y observado para los síntomas de la rabia.

Desarrollado conjuntamente con la Sociedad Americana de Cirugía de la Mano y AAOS